Alina Rodríguez, en nombre de tu pueblo, tú eres cultura.

Por  




Siempre María, en nombre de tu hijo, tu familia, tus

amigos y tu pueblo.


Decimos ¡No!
Alina Rodríguez (izq), Carmela en "Conducta"
Negamos discursos, condecoraciones tardías, construiste tu casa junto a tu hijo con el sacrificio de la baja remuneración a tu talento.
Acompáñanos.
Madre, hija, hermana, amiga, en nombre de tu pueblo, tú eres cultura.
Acompáñanos mujer entre tantos nombres de mujeres, crecerán los escenarios con tu recuerdo, esa peculiaridad de tu carisma sincero inundará las calles de tu país donde alguien gritará ¡Alina! Con el auto parlante de quererte, como las inútiles palabras innecesarias de los tantos cuatro de octubre y los tantísimos diciembres.
Acompáñanos en esa bandada de aves en el lago profundo de tu mirada donde nos seguiremos mirando madre, hija, hermana, amiga.
Acompáñanos.
Ve con María Antonia, Lala Fundora, Flora, Camila, Justa, Carmela, con todos esos nombres de mujeres que llevas por dentro.
Ve contigo y siéntate en un parque con Adolfo LLauradó y cuéntale “los aquellos grises” de tu hijo.
Acompáñanos mujer silvestre como la naturaleza.
Ve a los mares, a los ríos, a los campos de tus flores de azucenas y mariposas. Ve donde quieras, digna mujer. Tus padres iluminarán el camino. Acompáñanos. Y dos dedos levantados dirán infinitas veces ¡triunfaste! Acompáñanos.
Se levanta el telón.
Madre, hija, hermana, amiga, en nombre de tu pueblo, tú eres cultura.  

27 de Julio de 2015.
Ciudad Habana, Cuba.